Empresa

 
                           

Wavesurfer
ha sido desarrollada por AFP Technology (Aqua Fun Projects), una compañía joven y dinámica, gestionada por artesanos que aman los deportes acuáticos.

¡Nuestro original e innovador generador de olas artificiales o máquina de olas es una singular atracción acuática de surf que todo el mundo puede disfrutar!

Cada Wavesurfer está diseñada y ensamblada en nuestra propia fábrica por profesionales. De este modo, no involucramos a terceros. Y lo que es más importante, ¡puedes estar seguro de que recibe un producto europeo de alta calidad!

El Equipo
Nuestro equipo está formado por profesionales, apasionados de los deportes nauticos. Cada producto, nuevo o existente, se origina tras años y años de experiencia y entusiasmo. Es esto lo que hace de AFP Technology un compañero fiable.

Productos Personalizados

Como cliente, ¡tú es el centro de nuestra atención! Apostamos por un enfoque personalizado. ¿Qué te gustaría? ¿Cuáles son tus opiniones? Una vez sepamos lo que tienes en mente, elaboramos una solución personalizada. Una que se adapte a tus necesidades.
                                                                   

 


  Innovación
El taller de producción está equipado con la tecnología y maquinaria más avanzada. Aquí es donde se fabrican los generadores de olas artificiales, de principio a fin.

Primero, mostramos un modelo en 3D virtual. Entonces, comenzamos la producción en el taller. Cada pieza es fabricada y acabada al más alto nivel gracias a nuestro láser. El último paso es ensamblar la piscina de olas donde se desee.

¿Sabías que sólo utilizamos energías verdes? ¡Es nuestra forma de ayudar al medio ambiente!

Seguridad
Porque tu seguridad es de la máxima importancia, testamos ampliamente nuestro producto final. Sólo confiamos en organizaciones reconocidas por el Gobierno (como TÜV y AIB Vincotte) para realizar los test (pruebas?) técnicos.

Además, también testamos la durabilidad de nuestras instalaciones de surf. En 2009, elaboramos un test de congelación. Bajamos la temperatura hasta los -17ºC, ¡y Wavesurfer siguió funcionando perfectamente! Aparte de temperaturas gélidas, Wavesurfer también puede soportar horas al sol: todas sus piezas son resistentes a los rayos ultravioletas.
 
 
 
 
En resumen, ¡no hay límites para nuestras posibilidades! Contacta con nosotros para recibir más información.